| Buenos Aires, República Argentina
 
: : INFORMACIÓN SERIA Y RESPONSABLE PARA EL MEJOR CUIDADO DE SU SALUD Y LA DE SU FAMILIA

>>> Visitas de Ayer: 16007 ----->>> Jue. 16/1/20
titulo-mas-secciones.jpg
Emergencias-Servicios
Frases Reflexivas
La Sonrisa es Salud
Mundo Animal
Noticias Insólitas
Reuniones Científicas
Tecnosalud
Tendencias
Turismo Salud
Links recomendados
Publicidad
Galería de fotos
PROYECTO SALUD TV
Invitados al programa de TV
REVISTA PROYECTO SALUD
Suscríbase al Newsletter
E-mail:

Suscribir
Desuscribir
Ediciones anteriores
Noticias del dia:
  alm
novedades-medicas.jpg
publicite-lateral.gif
publicite-lateral.gif

Los especialistas advierten sobre síntomas físicos que ocultan depresión o angustia.
2/8/2016

Muchos síntomas físicos pueden esconder estados de depresión o angustia, ante lo cual se suele acudir a un médico clínico o deambular por distintos especialistas. 

depresión_tmb.jpg

Ciudad de Buenos Aires (Argentina).- Muchos síntomas físicos como taquicardia, falta de aire, dolores musculares, articulares, de cabeza, malestar estomacal, cansancio físico o mental, entre otros, pueden esconder estados de depresión o angustia, ante lo cual se suele acudir a un médico clínico o deambular por distintos especialistas haciendo estudios sin dar con el diagnóstico y tratamiento preciso, mientras en otros casos en que se detectan estados depresivos o de ansiedad se tiende a abusar de los ansiolíticos.
 
Profesionales de Salud Mental advierten sobre estos casos para que desde las distintas especialidades se pueda diagnosticar, orientar la consulta, abordar el tratamiento acorde a lo que le sucede a la persona, o realizar interconsultas, ya que además, muchas veces una enfermedad orgánica, una cirugía o tratamiento puede estar asociado a una depresión o angustia.
 
Otros malestares como el sentimiento de tristeza, falta de expectativas, desgano, descuido personal o sentir miedos que a veces paralizan, se suman a estos cuadros y si bien son vivencias que mucha gente atraviesa y luego se recupera, otras veces ese sentimiento se instala, se ahonda y se agrava.
 
Esta situación se complica a su vez con la tendencia "al abuso de ansiolíticos; ese es un riesgo que se corre en la consulta médica", dijo Liliana Hilario, titular de la Asociación de Profesionales del Centro de Salud Mental N°3 Ameghino y docente a cargo de Psicoanálisis y Psicopatología de la Universidad de Flores.
 
En este sentido, estimó que la Ciudad de Buenos Aires está a la cabeza del uso y abuso de los ansiolíticos, "incluso los médicos clínicos los recetan, se dan como caramelo porque en general la respuesta es la medicalización, que no está mal si no es abusiva, pero es abusiva", y añadió que "esto es un problema porque la medicación alivia el sufrimiento pero no va a las causas".
 
"Cuando se puede dar lugar a la palabra y desplegar lo que está en juego en los trastornos de ansiedad o en las depresiones, los resultados son muy beneficiosos para el paciente, dar lugar a la palabra es liberador", enfatizó la psicoanalista.
 
Asimismo, vinculó los problemas del abordaje de este tipo de problemáticas con la atención en los hospitales públicos y Centros de Salud Mental, que "tienen la responsabilidad de contar con los recursos para dar respuesta a estas cuestiones, pero esto se está reduciendo producto del desmantelamiento que atraviesan los hospitales, falta de insumos, de nombramientos, y con el agravante de que el profesional de la salud dentro de un tiempo, por esta crisis, no va a tener acceso a la formación hospitalaria y esto va a afectar la calidad de la atención pública".
 
Por su parte, Nora Taubenslag, jefa de Interconsultas y Psiquiatría de Salud Mental del Hospital de Clínicas precisó que "el eje central es cómo los médicos clínicos y de las distintas áreas pueden tener las herramaientas para detectar cuando hay un problema del orden de la salud mental asociado a otra enfermedad que ellos estén atendiendo".
 
La especialista señaló la importancia de que los médicos en general tomen el diagnóstico de depresión o ansiedad como posible dentro de los diagnósticos que ellos habitualmente manejan, y habló de síntomas a tener en cuenta como respiratorios, cardiológicos, digestivos o dolores variados o inespecíficos, articulares o musculares "donde cada uno de esos síntomas no constituyen entidades especificas, no hablan directamente de una patología".
 
"Y ahí, es cuando el clínico puede plantearse dentro de sus diagnósticos diferenciales, el de depresión o ansiedad", precisó.
 
Destacó que ésta problemática es una de las que se van a tratar en el "16° Congreso de Medicina Interna" que se realizará entre el 2 y el 5 de agosto próximo en esta ciudad con la participación de más de 7000 profesionales.
 
"También vamos a dar algunos lineamientos en términos de indicadores y del tratamiento que muchas veces son los mismos clínicos que tratan estos casos", expresó tras añadir que suele suceder que "las personas por un lado no registran que tengan un cuadro de depresión o no lo pueden tolerar y consultan al clínico y no al psiquiatra, por eso es importante ver cuáles son los indicadores que los clínicos tengan que tener en cuenta y estar alertas y que los prevengan de la posibilidad de que estén ante síntomas físicos que en realidad son parte de un cuadro depresivo".

Finalmente, aseguró que suelen haber más mujeres que hombres con estos síntomas "pero no se sabe por qué" y aclaró asimismo que "distintos enfermedades pueden provocar un cuadro de depresión o ansiedad en función de la personalidad previa", al referirse a la singularidad de cada caso. 

- La angustia y la depresión ligadas a situaciones y procesos vinculados a pérdidas

Los procesos profundos de depresión y angustia generan en el primer caso una intensa tristeza y falta de deseo, y en el segundo un sentimiento de peligro y amenaza que paraliza al individuo, afirman los especialistas, quienes destacan que son dos afecciones que en distintos grados vive mucha gente por distintas situaciones personales, en tanto a nivel social se profundiza ante la pérdida del empleo, del grupo de pertenencia, de la falta de reconocimiento.
 
"La angustia y la ansiedad están más ligado al sentimiento de peligro, y muchas veces no se identifica cual es la amenaza pero el individuo vive en ese estado. La ansiedad ligada a la amenaza tiene que ver con algo que nos sucede y desborda la capacidad de respuesta, eso es la angustia intensa, pero vivir angustia es natural, es esperable que a veces sintamos angustia pero es preocupante cuando es un estado de desborde", especificó Liliana Hilario, psicoanalista del Centro de Salud mental Ameghino, en el barrio porteño de Palermo.
 
La angustia aparece muchas veces ligada a "una sensación de opresión, taquicardia, dificultad para respirar, y se confunde con problemas del corazón, de los pulmones, y uno no logra identificar qué le pasa, o tiene una sensación de inquietud, que no puede estar quieto en ningún lugar", señaló.
 
En este sentido, precisó que "hay una respuesta primaria que es corporal, y aparecen síntomas como diarrea, descomposturas, dolor estomacal, mareos, contracturas, dolores terribles de cabeza, a veces únicamente hay eso, ni siquiera el sujeto puede identificar que está viviendo una emoción muy intensa y va a la guardia y de especialista en especialista".
 
En este sentido, especificó que la ansiedad ligada a la amenaza "tiene que ver con algo que nos sucede y desborda la capacidad de respuesta, eso es la angustia intensa, pero vivir angustia es natural, es esperable que a veces sintamos angustia pero es preocupante cuando es un estado de desborde", enfatizó.
 
Añadió que este malestar a la vez puede derivar en fobias sociales que pueden llevar a no querer salir, "es la sensación de que uno se va a morir o algo le va a pasar, perdés el control, te puede pasar en el trabajo, en la parada del colectivo; son episodios puntuales, que nosotros llamamos ataque de angustia, porque el pánico está relacionado con un objeto determinado, y la angustia con algo inespecífico y desorganizador".
 
En tanto, "depresión en sentido amplio es una tristeza muy profunda, falta de deseo, pero cuando pasa a un plano extremo, se trata de situaciones en las que el sujeto se recluye, no puede salir de ese estado, siente un agobio espantoso", definió la especialista, tras aclarar que hay distintos grados de depresión, y que puede aparecer con síntomas que uno no se da cuenta, como estados de cansancio físico o mental.
 
La experta destacó que estas vivencias están relacionadas con las pérdidas, y que a nivel social se vincula, por ejemplo, con "el hecho de quedar sin empleo, quedar fuera de un grupo social, no ser reconocido con un salario, con la función que uno cumple; cuando eso cae hay una profunda herida narcisista -que es lo que está ligado a la valoración, a la propia estima y reconocimiento".


print.gif friend.gif


Escribir un comentario

  
dr._sergio_zimmer.jpg
Encuesta:
¿CÓMO TE SENTIS HOY?

* Felíz
* Triste
* Cansado
* Desanimado
* Enojado

Ver Resultados
"TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA"- Lic. Claudio Hunter Watts.

Revista Proyecto Salud

Relanzamiento
2015
Powered by Eurofull Mendoza