| Buenos Aires, República Argentina
 
: : INFORMACIÓN SERIA Y RESPONSABLE PARA EL MEJOR CUIDADO DE SU SALUD Y LA DE SU FAMILIA

>>> Visitas de Ayer: 19147 ----->>> Dom. 25/6/17
titulo-mas-secciones.jpg
Emergencias-Servicios
Frases Reflexivas
La Sonrisa es Salud
Mundo Animal
Noticias Insólitas
Reuniones Científicas
Tecnosalud
Tendencias
Turismo Salud
Links recomendados
Publicidad
Galería de fotos
PROYECTO SALUD TV
Invitados al programa de TV
REVISTA PROYECTO SALUD
Suscríbase al Newsletter
E-mail:

Suscribir
Desuscribir
Ediciones anteriores
Noticias del dia:
  alm
novedades-medicas.jpg
publicite-lateral.gif
publicite-lateral.gif

Anemias. No tratarlas es un error.
27/7/2008

Por el Dr. Sergio Zimmer.
transfusion_de_sangre.jpg

 

Se la define como una reducción del nivel de hemoglobina en sangre, lo que da como resultado un menor aporte de oxígeno a los tejidos. Los glóbulos rojos contienen hemoglobina, sustancia que transporta el oxígeno desde los pulmones a todos los tejidos del organismo.

 

Este trastorno de la sangre deteriora la calidad de vida y aumenta la mortalidad.

 

Ø      Causas

 

La anemia provocada por bajos niveles de hierro (anemia ferropénica) es la más frecuente y se produce por ingestión o absorción deficiente de hierro o por aumento de las necesidades de hierro: como se observa en la infancia, la adolescencia y el embarazo.

 

La causa más común de anemia es una nutrición inadecuada. Los períodos más vulnerables al déficit de hierro son el primer y el segundo año de vida, la pubertad y el embarazo, pero también puede afectar a las mujeres en edad fértil, porque la menstruación representa una pérdida de hierro, que es normal.

 

Su incidencia aumenta en personas mayores de 65 años por dietas inadecuadas e insuficientes o enfermedades propias de la edad.

 

Entre otras causas pueden mencionarse las hemorragias, grandes pérdidas menstruales en las mujeres, las cirugías; suele estar inclusive asociada a otras enfermedades, como el cáncer, la artritis reumatoidea y la insuficiencia renal. Existen también anemias hereditarias.

 

Ø      La importancia del hierro

 

El hierro es un elemento fundamental para el buen funcionamiento del organismo.

Cuando falta, debido a una deficiencia en la alimentación, se produce la anemia.

El mal no se nota a simple vista, pero el cuerpo empieza a resentirse de manera silenciosa: disminuye la capacidad muscular, bajan las defensas, y la capacidad de prestar atención es menor.

 

El hierro es necesario para la producción de la hemoglobina, una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos, y cuya función es el transporte de oxígeno desde los pulmones hasta todas las células del cuerpo. Los glóbulos rojos, para poder combinarse con el oxígeno, deben contener una cantidad suficiente de hemoglobina, y esto depende de los niveles de hierro que existan en el organismo.

 

La anemia por falta de hierro es considerada como la desnutrición oculta, que no se ve pero desgasta el organismo por dentro. Y en los chicos puede dejar secuelas definitivas. Por eso, la importancia de saber combinar los alimentos de origen animal y vegetal para potenciar sus componentes nutricionales.

 

La absorción de hierro puede ser inhibida por una variedad de factores:

Por ejemplo, cuando se toma té o café en las comidas, la absorción de hierro disminuye en un 50%, ya que éstos contienen taninos que interfieren en la absorción del mismo.

 

Un mal silencioso que produce deterioro cognitivo

 

Según la OPS/OMS (Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud) la anemia por deficiencia de hierro es uno de los problemas nutricionales de mayor magnitud en el mundo.

 

A nivel mundial, se estima que casi 130 millones de individuos sufren de anemia, cuya causa principal es la deficiencia de hierro. Esta situación persiste, a pesar de que las intervenciones para su prevención y tratamiento están disponibles, son efectivas y de bajo costo.

 

En la provincia de Buenos Aires los índices de anemia infantil son preocupantes, no ceden y se mantienen en niveles altos desde 1984, según estudios nacionales y provinciales. Ahora, casi el 40 por ciento de los chicos de entre seis meses y dos años que viven en la provincia padece este mal, según un relevamiento del Ministerio de Salud bonaerense y Unicef sobre 25.893 niños. El trabajo se realizó entre 2005 y 2006 en cinco distritos: Avellaneda, Berisso, Luján, Moreno y Junín. Se comprobó entonces que 9761 niños tienen anemia.

 

Esta enfermedad provoca problemas irreversibles en el desarrollo psicomotriz y altera la capacidad para desarrollar las capacidades cognitivas (memoria, concentración, lenguaje, reconocimiento, cálculo, etc.) de los niños.

 

Ø      Anemia y embarazo

 

Durante el embarazo el número de glóbulos rojos aumenta, pero hay un aumento aún mayor del líquido de todo tu cuerpo, resultando en una leve disminución de la concentración de hemoglobina por dilución. Si la caída de la hemoglobina esta debajo de un valor de 10 gramos por ciento en sangre, se está anémica.

 

Este cuadro aumenta los riesgos de mortalidad y enfermedad tanto para la madre como para su hijo.

 

Los síntomas pueden ser cansancio, falta de aire y falta de energía. Si la anemia es severa, no se podrá hacer caminatas ni incluso subir una escalera y el bebé en desarrollo dentro del útero materno puede desacelerar su crecimiento.

 

Lo ideal es la prevención de la anemia durante el embarazo. Se deben realizar como mínimo dos controles completos de sangre durante el embarazo y si el nivel es inferior a 10 gramos % se debe iniciar tratamiento.

 

Las causas más comunes son las deficiencias en la alimentación. Durante el embarazo el bebé consume rápidamente los depósitos de hierro maternos. Se debe suplementar la dieta con comidas ricas en hierro. Si con la dieta no es suficiente deben administrarse comprimidos que contengan hierro y ácido fólico, que a veces pueden provocar acidez y constipación.

 

Si la anemia se instala bruscamente por pérdidas abundantes de sangre durante el embarazo (placenta previa) o en el parto y la concentración de hemoglobina es baja impidiendo una movilidad normal, es necesario realizar transfusiones de sangre.

 

El bebé nacido de una madre anémica tiene mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad durante el primer año de vida. En este período el niño necesita grandes cantidades de hierro, y es de vital importancia el nivel de reservas recibido durante la gestación. La anemia en dicha etapa perjudica su desarrollo mental y psicomotor: el daño es irreversible.

 

Luego de la gestación, los primeros meses del recién nacido son los de mayor crecimiento en la vida del ser humano y, por lo tanto, el bebe necesita una gran cantidad de hierro. Distintos estudios señalan que una ligadura tardía de cordón reduciría la anemia neonatal.

 

La anemia en los niños puede revertirse, por ejemplo, a través de la lactancia materna y la incorporación de carne como alimento desde los seis meses.

 

Ø      Signos y Síntomas

 

• Palidez en la piel y mucosas, uñas frágiles y quebradizas.

• Fatiga, debilidad, dificultad respiratoria (sensación de falta de aire), intolerancia al ejercicio, falta de interés.

• Mareos, vértigo, dolor de cabeza, taquicardia, palpitaciones.

• Inflamación y molestias linguales y de la garganta; falta de apetito.

• Angina de esfuerzo (desencadenada por el ejercicio y aliviada por el reposo)

 

Es importante destacar que en muchos casos estos síntomas aparecen en forma paulatina y progresiva, la persona se acostumbra a esta falta de energía, y no percibe que está enferma.

 

Ø      ¿Cómo se diagnostica?

 

Es común que se pregunte sobre la historia nutricional. Es necesario elaborar un perfil confiable de la alimentación del niño incluyendo el tipo de alimentación, la historia de lactancia materna, si ha recibido suplementos de hierro, ingesta temprana de leche de vaca completa sin diluir, ingesta de fórmulas infantiles fortificadas, características sobre los primeros alimentos sólidos que se le dan al bebé, etc.

 

Se debe hacer un análisis de sangre. La determinación habitual es el hemograma completo, mediante el cual se establece la cantidad de glóbulos rojos, el nivel de hemoglobina, y el hematocrito.

 

Ø      Tratamiento

 

Los alimentos recomendados ricos en hierro son: carnes rojas, pescados y aves, huevo, cereales, hígado, legumbres, vegetales y frutas. La anemia ferropénica se trata con suplementos de hierro por vía oral o inyectable. La anemia aguda y sintomática se trata con transfusiones de sangre compatible.

 

Cuando no es tratada durante un período prolongado: puede afectar órganos vitales como el corazón y los riñones, así como también agravar otras enfermedades.

En los niños aún la anemia leve se asocia a retrasos en el crecimiento y el desarrollo mental y psicomotor. En la embarazada la anemia severa puede afectar al niño, provocando insuficiente peso al nacer, partos prematuros e inclusive pérdida del embarazo. El importante causa de mortalidad y morbilidad materna e infantil.

 

Ø      Recuerde

 

• Hacer una buena elección de alimentos para aumentar la cantidad total de hierro de la dieta.

• Incluir una fuente de vitamina C en cada comida (cítricos, vegetales de hoja verde, kiwi) que mejora la absorción del hierro.

• Añadir carne roja, de ave o pescado por lo menos una vez al día.

• No ingerir demasiado té o café con las comidas.

• La terapia con suplemento de hierro debe ser indicada y supervisada por el médico.

• No es recomendable consumir medicamentos sin prescripción y seguimiento médico.

• El exceso de hierro es nocivo para su organismo.

 

“Si se ve pálido y fatigado, consulte de inmediato a su médico de confianza”

.

Dr. Sergio Zimmer. Médico

Docente Universitario y Periodista.

Conductor de “Proyecto Salud” por CANAL METRO.-


print.gif friend.gif


Escribir un comentario

  
aliciaramirez@
11/06/2009 11:12:08
 
Comentario a moderar
dr._sergio_zimmer.jpg
Encuesta:
¿CÓMO TE SENTIS HOY?

* Felíz
* Triste
* Cansado
* Desanimado
* Enojado

Ver Resultados
"TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA"- Lic. Claudio Hunter Watts.

Revista Proyecto Salud

Relanzamiento
2015
Powered by Eurofull