0
20/3/2013 

Recomiendan chequear las carótidas para prevenir accidentes cerebrovasculares (ACV) y la enfermedad coronaria. Cuando existe aterosclerosis, estas arterias se pueden obstruir y producir un ACV, la tercera causa de muerte en Occidente y primera en términos de discapacidad. Un control de rutina, que puede efectuarse simplemente auscultando el cuello o mediante un eco-doppler, permite alertar sobre la presencia de una obstrucción. De haberla, se trata por cirugía convencional o mediante "angioplastia carotídea con stent", un procedimiento que no requiere anestesia general ni internación durante varios días.

Las carótidas son dos grandes arterias ubicadas en el cuello, y suministran sangre rica en oxígeno al cerebro. Su obstrucción, generalmente debido a la acumulación de placas de ateroma (aterosclerosis), es una frecuente causa de eventos que pueden producir discapacidad y muerte.

La enfermedad de carótida suele ser asintomática, hasta que se presenta con un ACV o el más moderado accidente isquémico transitorio (AIT), un déficit neurológico cuya duración suele ser inferior a las 24 horas y se manifiesta con ceguera fugaz de un ojo, pérdida de fuerza en un brazo o pierna y dificultades para expresarse, entre otros síntomas.

- ARTÍCULOS RELACIONADOS:

= Controlar el pulso de las carótidas puede prevenir el ACV y la enfermedad coronaria. 16/3/2013




print.gif  friend.gif