0
11/7/2012 

Un cuadro que se presenta en invierno. Afecta principalmente a los menores de seis años, pero puede contagiar a adultos del entorno familiar.

Las gastroenteritis de causa viral, que atacan inicialmente a los chicos pero que muchas veces terminan afectando a los demás integrantes de la familia, se han convertido en las últimas tres a cuatro semanas en un importante motivo de consulta en los consultorios de pediatría de la ciudad de Buenos Aires.

Según estadísticas del Hospital de Niños Dr. Ricardo Gutiérrez, constituyen el 7,3% de las consultas a su departamento de urgencia. Las gastroenteritis representan el 5,7% de los niños internados en el hospital durante los últimos dos meses. Respecto del año anterior, notamos un pequeño incremento de casos que ronda el 3,5 por ciento.

Hay más casos que el año pasado. "Si bien las gastroenteritis virales se ven todos los años en esta época del año, hay un pequeño aumento, no crítico, de los cuadros de vómitos y diarreas, generalmente de causa viral".

Pasado el momento pico de la bronquiolitis, cuya tasa de ataque ha comenzado a descender en las últimas semanas, las guardias pediátricas están comenzando a atender a más chicos con vómitos y diarreas, que con problemas respiratorios.

Hasta hace unos 15 días, había tantos cuadros respiratorios que las gastroenteritis pasaban un poco inadvertidas, pero ahora que las bronquiolitis han bajado un poco, comienza a aparecer la gastroenteritis. Alrededor del 50% de las consultas de los últimos fines de semana fueron por diarreas y vómitos.

La mayoría de los casos se concentra en los chicos de menos de seis años, y en mayor medida entre aquellos que asisten a guarderías o al jardín de infantes. Vemos también chicos más grandes, e incluso adultos, ya que las gastroenteritis virales son altamente contagiosas, y hay mucho contagio intrafamiliar.

Es común ver en el consultorio que primero vienen los chicos con gastroenteritis y, a la siguiente consulta, los papás nos cuentan que ellos también se contagiaron, que precisó que en la mayoría de los casos se trata de cuadros que se resuelven en forma espontánea.

Comienzan a mejorar en 24 o 48 horas.

La mayor atención hay que ponerla en los extremos de la vida: tanto los niños pequeños como los ancianos son los que tienen menor capacidad de soportar situaciones negativas.

Las gastroenteritis infecciosas suelen tener dos picos: en el verano, suelen ser de causa bacteriana, y en el invierno, virales. Virus respiratorios, como el adenovirus, pueden también producir síntomas digestivos, como diarreas, vómitos y dolor abdominal.

- El rotavirus

En esta época, el 50% de las diarreas son por rotavirus, que causa un aumento de los casos de gastroenteritis entre mayo y agosto, o septiembre.

El rotavirus es la principal causa de diarrea infantil en niños menores de cinco años y, además de ser altamente contagioso, tiene la capacidad de sobrevivir durante varios días en la superficie de los objetos -juguetes, picaportes, mesas, sillas, etcétera- que tocan los chicos infectados.

Hay que tener en cuenta que el rotavirus puede vivir más de diez días en las superficies no porosas, y que es resistente a la lavandina. Para combatirlo se requiere el uso de alcohol al 70%, que es el alcohol común en gel, con el cual hay que desinfectar los juguetes de los chicos y lavarse las manos.

Hay que tener especial cuidado en el manejo de los pañales: lavarse las manos después de cambiar pañales y lavarse las manos en general en forma más frecuente si hay un chico con gastroenteritis en la casa. También es importante no compartir vasos, cucharas y otros utensilios.

La boca es la vía de entrada del virus al organismo, ya sea a través de la ingestión de agua o alimentos contaminados, o al llevarse la mano a la boca tras haber tenido contacto con una superficie contaminada.

En la actualidad, existen dos vacunas aprobadas en la Argentina para la prevención de las diarreas causadas por rotavirus en chicos pequeños; ambas se administran por vía oral, en 2 o 3 dosis, a partir de la sexta semana de vida. Aunque esas vacunas no integran el Calendario Nacional de Vacunación, su inclusión se encuentra en análisis por parte del Ministerio de Salud.




print.gif  friend.gif