0
17/5/2012 

La HF es una patología hereditaria que suele pasar desapercibida hasta la edad adulta y que provoca un aumento de las concentraciones de colesterol en sangre, sobre todo del LDL, el colesterol 'malo'. Su diagnóstico precoz es fundamental para evitar la enfermedad cardiaca y posibles infartos.

Buena parte de los afectados no sabe que sufre hipercolesterolemia familiar. La patología reduce la esperanza de vida de los afectados en 20 o 30 años. El diagnóstico precoz en las familias de la enfermedad es vital. 

- El diagnóstico precoz

Como era de esperar la mitad de los familiares tienen también HF, pero pese a tener una enfermedad hereditaria en uno de cada cuatro casos desconocía que la padeciera. Es un dato que llama mucho la atención, máxime si se valora que hoy en día los análisis de sangre de los niveles de colesterol se hacen de forma rutinaria.

Contar con cifras de colesterol de más de 300 mg/dl de colesterol total, sin sobrepeso, y antecedentes familiares de enfermedad cardiaca precoz hacen sospechar la enfermedad.

Se trata de una patología fácil de diagnosticar y de tratar, con estatinas y en un 50% de los casos con la combinación de dos de estos fármacos anticolesterol y hábitos de vida saludable, y por supuesto sin fumar, se puede llevar una vida normal.

La rentabilidad del diagnóstico y tratamiento precoces es muy elevada. En estos pacientes hay que hacer prevención primaria, porque de no tratarse, la enfermedad puede tener un gran impacto económico, sanitario, personal y familiar. Se trata de enfermos que tiene enfermedad coronaria o infartos a edades muy tempranas. Algunos de ellos tienen afectado todo el árbol coronario. Cuando pasan por quirófano no necesitan, por ejemplo, un 'stent' (malla intracoronaria) sino tres o cuatro.




print.gif  friend.gif