0
12/10/2011 

La hipotensión, es una condición anormal en la que la presión sanguínea de una persona en donde es mucho más baja de lo usual. Los valores de presión arterial normal están en el rango de 90/60 milímetros de mercurio (mmHg) hasta 130/80 mmHg. Una caída significativa, o incluso de sólo 20 mmHg, puede ocasionar problemas para algunos individuos. Sin embargo, la presión arterial que es baja e inconstante para una persona puede ser normal para otra.

Un cambio súbito en la posición del cuerpo, generalmente al pasar de estar acostado a estar parado puede producir un cuadro de hipotensión ortostática, que usualmente dura sólo unos pocos segundos o minutos. Si este episodio ocurre después de comer, se lo denomina hipotensión ortostática posprandial. Afecta más comúnmente a los adultos mayores, a aquellos con presión arterial alta y a personas con mal de Parkinson.Una pérdida súbita de sangre (shock), una infección o una reacción alérgica intensa son otras formas en que puede originarse una disminución grave de la tensión arterial.

Comúnmente, el alcohol y algunos fármacos, como los ansiolíticos, ciertos antidepresivos, los diuréticos, los analgésicos y los medicamentos para el corazón también pueden producir efectos similares sobre la presión. Otras causas de hipotensión son: diabetes avanzada, cambios en el ritmo cardíaco (arritmias), deshidratación, golpe de calor, ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca.

¿Qué es la hipotensión?

La hipotensión o presión arterial baja ocurre cuando la presión arterial durante y después de cada latido cardíaco es mucho más baja de lo usual, entonces el corazón, el cerebro y el resto del cuerpo humano no recibe la suficiente sangre necesaria para funcionar normalmente. Hay hipotensión cuando una persona tiene por debajo de 100-70 mmHg o menos de presión arterial.

¿Es común tenerla?

Tenemos un sistema simpático y uno parasimpático, que hacen subir o bajar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Son sistemas que se autorregulan solos a través del cerebro, y que generan un equilibrio natural para que los tejidos en el cuerpo reciban la sangre suficiente en los distintos órganos. Cuando falla, hay problemas.

¿Es peligrosa?

La presión arterial que es baja para una persona puede ser normal para otra. El factor más importante es cómo la presión arterial cambia a partir de la condición normal de cada uno. Existen condiciones físicas, hormonales y climáticas, como el excesivo calor, que inciden para que una persona sufra de hipotensión y carezca de la fuerza necesaria para mantener una presión arterial normal. Y eso es común en niños, mujeres o personas avanzadas en edad.

La presión en el cuerpo humano es regulada por el sistema nervioso autónomo y no se modifica con la voluntad.

¿Qué se debe hacer en estos casos?

Cuando una persona muestra síntomas de una caída en la presión arterial, como visión borrosa, confusión, vértigo, desmayo (síncope), mareo, somnolencia o debilidad, se la debe recostar en forma inmediata, con las piernas en alto, a unos 45° del piso. Se la debe mantener en esa posición por unos minutos, para así ayudarle a oxigenar mejor el cuerpo, en especial el cerebro.

Si el afectado está en condiciones de ingerir, se le puede dar agua o una bebida con azúcar, o un dulce, para ayudar a estabilizarle la tensión arterial. Pero nunca se debe suministrar líquidos o sólidos si se encuentra inconsciente. En estos casos, busque tratamiento médico inmediato o llame al número local de emergencias. Si el convaleciente no respira o no tiene pulso, se debe iniciar la reanimación cardiopulmonar (RCP). También es conveniente realizar una consulta médica luego de una lipotimia, para conocer su causa y prevenir futuros episodios.

¿Cuándo debe ser controlada por un médico?

Es una condición molesta que no es crítica ni grave, pero crea inconvenientes en la vida diaria. Si se da en forma regular, se deben realizar estudios médicos para ajustar con medicación el sistema nervioso central para que regule normalmente la presión. Ante una hipotensión, lo aconsejable es acostar a la persona y levantar sus piernas para que más sangre vaya al tórax y se normalice su situación.

- CONTENIDOS RELACIONADOS

Alertan sobre el peligro que los pacientes hipertensos consuman algunos fármacos de venta libre. 26/6/2018

Vivir bajo una ruta aérea aumenta riesgo de sufrir hipertensión, infarto e ictus. 24/11/2014

Senado avaló proyectos de reducción de sodio, diabetes y celiaquía. 14/11/2013

 




print.gif  friend.gif