0
29/12/2010 

El doping no afecta solo a los deportistas profesionales. El uso de anabolizantes también ocurre en los gimnasios, entre los aficionados que quieren lucir músculo. El precio no es solo infertilidad, sino que los anabolizantes pueden causar además problemas cardiovasculares y hepáticos, aumento del colesterol, alopecia y cambios de temperamento, entre otros.

Los anabolizantes que se consumen son análogos sintéticos de testosterona, algunos, incluso, de uso veterinario. Lo que se busca son sus efectos anabólicos, el crecimiento del tejido muscular y la disminución de la grasa corporal. También crece la barba, y su efecto sobre las cuerdas vocales provoca una voz más grave.

La testosterona es básica para el hombre, su déficit ocasiona grandes problemas, y hay que tratarlos.

- Exceso de testosterona

Pero el cuerpo también reacciona de forma anómala ante el desequilibrio que provoca su exceso. Cuando los receptores de andrógenos están llenos, en la mama se produce un proceso que hace que se fabriquen estrógenos. Por eso, otro de los efectos es un aumento desproporcionado de las mamas, que hace que muchos de estos hombres acaben en el quirófano para una reducción de pecho.

Algo similar ocurre en los testículos, donde se genera el 95% de la testosterona. La hormona interviene en el complejo sistema que hace que produzcan espermatozoides. Con su exceso, los testículos se vuelven más pequeños y producen menos. El testículo le dice que no lo estimule a la hipófisis (la glándula del cerebro que interviene en la producción de espermatozoides). La alteración afecta a las células productoras de espermatozoides y, por tanto, al volumen de los testículos. "Pueden reducirse en un 20%". También afecta a la libido.

La auténtica solución que señalan los especialistas consiste en acabar con la venta ilegal. Los anabolizantes solo se pueden obtener con receta para tratar patologías como el hipogonadismo. Pero también los venden pequeños traficantes que se encuentran en muchos gimnasios.

En los gimnasios hay muchos seudopreparadores físicos que no tienen ninguna formación y los recomiendan bajo ninguna supervisión médica.

- Algunos de los efectos secundarios

- Disminución del volumen testicular.

- Infertilidad.

- Disfunción eréctil.

- Hipertrofia prostática.

- Aumento de las mamas.

- Hipotiroidismo.

- Alteración de la tolerancia a la glucosa.

- Arritmias.

- Retención de líquidos.

- Aumento del colesterol, los triglicéridos y las transaminasas.

- Alopecia.

- Acné.

- Riesgo de cáncer hepático.

- Riesgo de trombosis.

- Cambios estado de ánimo.

- Comportamiento agresivo.

- Depresión.

- Síndrome de abstinencia o dependencia.




print.gif  friend.gif