17/3/2005 

El término fiebre deriva del latín febris - fervere (‘hervir’).

El término fiebre designa el fenómeno patológico del aumento de la temperatura, aceleración del pulso y de la respiración, alteración de la nutrición de los tejidos y, en general, delirio y otros síntomas nerviosos, debido normalmente a causas infecciosas.

Se admiten variedades de fiebres como las infecciosas debido a infecciones, las quirúrgicas (producidas por contusiones en los tejidos), las neurogénicas (producidas por lesiones de ciertos centros nerviosos), las fiebres por deshidratación, debidas a la falta de agua en la sangre ( frecuente en los niños) y fiebres químicas, provocadas por la acción de medicamentos y ciertas sustancias químicas.




print.gif  friend.gif