dientes_sanos_tmb.jpg
16/11/2009 

A la hora de cuidar el corazón, hay una precaución extra, cuidar la salud bucal.


Londres (R. Unido).- Los médicos generalmente indican para prevenir enfermedades cardiovasculares controlar el peso, el colesterol y no fumar, pero hay un nuevo modo de cuidar al corazón: cepillarse correctamente los dientes desde la niñez, evitando de este modo las caries y la enfermedad periodontal.

Este nuevo dato es muy importante porque las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en todo el mundo, especialmente en las naciones de occidente e incluyendo a nuestro país.

El cepillado de dientes remueve la placa bacteriana (película delgada, pequeña, pegajosa e incolora que contiene bacterias dañinas y que constantemente se deposita en los dientes), y las partículas de alimento, de las superficies más profundas de los dientes.

Un equipo de microbiólogos de la Universidad de Bristol y el Colegio Real de Cirujanos de Dublín, Irlanda, encontró que las personas que no se cuidan los dientes como corresponde terminan con encías que sangran. Estas heridas constituyen la puerta de entrada para alguna de las 700 clases de bacterias que suelen rondar la boca.

Los científicos dijeron que ahora reconocen que las infecciones bacterianas constituyen un factor de riesgo independiente para las enfermedades cardíacas.

El problema comienza cuando estos micro-organismos  entran al torrente sanguíneo a través de las encías dañadas y se encuentran con las plaquetas, uno de los protagonistas principales de la coagulación.

Al unirse una con la otra, pueden ocasionar la formación de un coágulo que potencialmente dificulte o impida el flujo de sangre en los pequeños vasos del corazón.

Los investigadores explicaron que, cuando esto ocurre, el único tratamiento eficaz consiste en la aplicación de antibióticos. Sin embargo, esta opción es cada día más complicada porque las bacterias siguen haciéndose más y más resistentes a nuestros intentos por exterminarlas.

Comentaron que ahora están estudiando cómo reaccionan las bacterias con las plaquetas, para diseñar medicamentos más eficaces para tratar las enfermedades cardíacas causadas por infecciones.




print.gif  friend.gif