25/6/2005 

Es una inflamación de la mucosa que reviste todo el árbol bronquial.

Su causa es infecciosa, aunque puede producirse como consecuencia de la inhalación de sustancias tóxicas, irritantes ambientales y el tabaco.

En niños, adultos mayores y personas fumadoras se ven afectados con mayor frecuencia, sobre todo en época invernal.

Comienza con un cuadro de catarro en vías respiratorias superiores, malestar general, aumento de la temperatura corporal 38 - 38,5 grados, dolores musculares y de garganta con tos seca muy molesta.

Pueden administrarse medicamentos analgésicos, antipiréticos y antitusivos para el alivio de la tos. Es imprescindible la ingestión de abundante cantidad de líquidos durante el período febril y abandonar el hábito de fumar.

Los antibióticos están indicados cuando la bronquitis es producida por bacterias.




print.gif  friend.gif