día_mundial_alimentación_tmb.jpg
16/10/2020 

Alrededor de 800 millones de personas en el mundo se acuestan con hambre cada noche. Eso es alrededor de 1 de cada 9 personas.  


Ciudad de Buenos Aires (Argentina).- El 16 de octubre de cada año, se celebra el "Día Mundial de la Alimentación", proclamado en 1979 por la "Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)". Su finalidad es concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. El día coincide con la fecha de fundación de la FAO en 1945. 
 
El Día Mundial de la Alimentación (DMA) fue establecido por países miembros de la FAO en la Reunión General de la Organización Número 20, en noviembre de 1979. Busca que el mundo asuma responsabilidades en el problema alimentario mundial y fortalezca la solidaridad en la lucha contra la desnutrición y la pobreza extremas
 
La delegación Húngara, encabezada por el Ministro Húngaro de Agricultura y Alimentación Dr. Pál Romány actuó un activo rol en la Sesión Número 20° de la Conferencia de la FAO, sugiriendo la idea de celebrar mundialmente el DMA. Desde entonces se ha desarrollado cada año en más de 150 países, dando a conocer los problemas detrás de la pobreza y el hambre
 
El tema central de esta fecha en 2020 es “Cultivar, nutrir, preservar. Juntos. Nuestras acciones son nuestro futuro” .
 
De hecho, este Día Mundial de la Alimentación estamos haciendo un llamamiento al público para que agradezca a los #HéroesDeLaAlimentación que producen, plantan, cosechan, pescan o transportan nuestros alimentos y que, independientemente de las circunstancias, continúan suministrando alimentos dentro y fuera de sus comunidades, ayudando a cultivar, nutrir y preservar nuestro planeta
 
 
Un mundo libre de hambre y pobreza es la esencia de nuestro trabajo. La FAO trabaja con gobiernos, empresas, agricultores, otras organizaciones e individuos para
alcanzar el #HambreCero. La mayor parte de nuestro trabajo se realiza en zonas rurales (el campo), en lugares donde vive la mayoría de los pobres y hambrientos del
mundo. Aunque nuestra sede está en Roma (Italia), tenemos oficinas en más de 130 países en todo el mundo.
 
El Día Mundial de la Alimentación es un llamamiento mundial en favor del Hambre Cero, de un mundo en el que haya alimentos nutritivos y asequibles para todas las personas en todas partes.
 
- Sin embargo, a fecha de hoy, más de 820 millones de personas no tienen suficiente para comer.
 
- Y la emergencia climática es una amenaza cada vez más grave a la seguridad alimentaria.
 
- Mientras tanto, 2.000 millones de hombres, mujeres y niños padecen sobrepeso u obesidad.
 
- La alimentación poco saludable conlleva un enorme riesgo de enfermedad y muerte.
 
- Es inaceptable que el hambre esté aumentando en un momento en que el mundo desperdicia más de 1.000 millones de toneladas de alimentos cada año.
 
- Es hora de cambiar la forma en que producimos y consumimos, lo que incluye reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
 
- La transformación de los sistemas alimentarios es crucial para alcanzar todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
 
- Como familia humana, tenemos la obligación de lograr que no haya hambre en el mundo.
 
Situacion en Argentina
 
En Argentina hay un 41,1% de chicos y adolescentes de entre 5 y 17 años que padecen sobrepeso y obesidad, y que el 67,9% de los adultos padecen prevalencia de exceso de peso. Estos datos, obtenidos de la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición que fueron presentados en septiembre de 2019, indican que en el país hay una dieta poco saludable y que la malnutrición es un problema que hay que abordar en lo inmediato.
 
Trabajemos juntos. Convirtamonos en la primera generación que haga desaparecer el hambre del planeta: la Generación Hambre Cero. Todos tenemos un papel que
desempeñar para acabar con el hambre, ¡así que sigue leyendo para descubrir cómo TÚ puedes ser parte de la Generación Hambre Cero!
 
¿Sabías que hay 2.100 millones de personas pobres en todo el mundo y que la mayoría de las 800 millones de personas que padecen hambre viven en zonas rurales?
 
Hoy en día cerca de 870 millones de personas en el mundo sufren desnutrición crónica (1 de cada 9 personas en el mundo). Los modelos insostenibles de desarrollo están degradando el ambiente natural, amenazando a los ecosistemas y la biodiversidad que serán necesarios para nuestro abastecimiento futuro de alimentos. Los llamamientos para cambios en profundidad en nuestros sistemas agrícolas y alimentarios se hacen cada día más insistentes.
 
Dentro de los objetivos de esta conmemoración se encuentran estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países, incentivarla cooperación económica y técnica multilateral, promover la participación de las poblaciones rurales y grupos menos privilegiados y, sobre todo, aumentar la conciencia pública de la naturaleza del problema del hambre y la pobreza en el mundo.
 
¿Cómo tiene que ser un sistema alimentario sostenible?
¿Es posible llegar hasta él desde la situación actual?
¿Qué debe cambiar para que avancemos en esa dirección?
 
El Día Mundial de la Alimentación de 2019 es una oportunidad para plantearse estas y otras preguntas, y ayudar a crear el futuro que queremos.
 
- El clima está cambiando. La alimentación y la agricultura también
 
Uno de los mayores problemas relacionados con el cambio climático es la seguridad alimentaria. Las personas más pobres del mundo, -muchas de las cuales son agricultores, pescadores y pastores-, están siendo los más afectados por las altas temperaturas y el aumento de la frecuencia de desastres relacionados con el clima.
 
Al mismo tiempo, la población mundial crece de manera constante y se espera que llegue a 9 600 millones de personas en 2050. Para cubrir una demanda tan grande, los sistemas agrícolas y alimentarios tendrán que adaptarse a los efectos adversos del cambio climático y hacerse más resilientes, productivos y sostenibles. Es la única manera de que podamos garantizar el bienestar de los ecosistemas y de la población rural y reducir las emisiones.
 
Cultivar alimentos de manera sostenible significa adoptar prácticas que producen más con menos en la misma superficie de la tierra y usar los recursos naturales de forma juiciosa. Significa también reducir la pérdida de alimentos antes de la fase del producto final o venta al por menor a través de una serie de iniciativas, que incluyen una mejor recolección, almacenamiento, embalaje, transporte, infraestructuras y mecanismos de mercado, así como marcos institucionales y legales.
 
La FAO hace un llamamiento a los países para abordar la alimentación y la agricultura en sus planes de acción climática e invertir más en desarrollo rural.
 
Fortaleciendo la resiliencia de los pequeños agricultores, podemos garantizar la seguridad alimentaria de una población del planeta cada vez más hambrienta, a la vez que se reducen las emisiones.
 
- 12 cosas que se debe saber en el DMA
 
Debido a la caída de los niveles freáticos (mantos acuíferos saturados hasta la superficie de la tierra), la erosión de los suelos, y el aumento de las temperaturas que tiene sus causas en el Calentamiento Global, cada vez es más difícil alimentar a poblaciones en crecimiento. El control de las tierras cultivables y los recursos hídricos son los temas principales en la lucha mundial para la seguridad alimentaria.
 
Para ayudar a incrementar la comprensión de los problemas y las soluciones en la lucha contra el hambre, algunos datos a tener en cuenta:
1- Hay cerca de 3,1 millones de niños en el mundo que se mueren de hambre cada año.
 
2- Cada año se pierde o se desecha aproximadamente un tercio de la comida producida en todo el mundo para consumo humano, unos 1.300 millones de toneladas.
 
3- El desaprovechamiento de los alimentos, es generalizado por una sociedad cada vez más consumista. Grandes supermercados y restaurantes de todo el mundo se deshacen cada día de alimentos que sólo presentan faltas en el envoltorio o que están cerca de caducarse pero que podrían ser consumidos.
 
4- Los consumidores de los países ricos malgastan prácticamente la misma cantidad de comida (222 millones de toneladas) que la producción neta de alimentos del África Subsahariana (230 millones de toneladas).
 
5- La pérdida y desperdicio de alimentos suponen además un importante gasto de agua, tierra, trabajo y capital que inevitablemente favorece el efecto invernadero y por tanto, el calentamiento global y el cambio climático.
 
6- En países en vías de desarrollo, el problema de la conservación de los alimentos es debido a no tener unas infraestructuras inadecuadas, podrían mejorar con sistemas alimentarios sostenibles que mejoren el almacenamiento y conservación de los alimentos.
 
7- En la India, alrededor de 190 millones de personas están siendo alimentados con granos producidos por la sobreexplotación de aguas subterráneas. En China hay 130 millones que están en la misma situación. El agotamiento de los acuíferos ahora amenaza las cosechas en los tres grandes productores de cereales-China, India y Estados Unidos, que entre los tres producen la mitad de los granos del mundo. La cuestión no es si la escasez de agua afectará a las cosechas futuras de estos países, sino más bien cuándo lo harán.
 
8- El aumento rápido de los ingresos en las economías emergentes, que son más de 3 mil millones de personas, está provocando la subida del precio del cereal, para alimentar la ganadería intensiva de granos y productos avícolas, provocando el hambre en muchas partes del mundo, que ven que se encarece la alimentación básica para su subsistencia.
 
9- En Estados Unidos se desechan cada año un 30% de todos los alimentos producidos, lo que supone un valor de 48,3 billones de dólares (32,5 billones de euros). Se calcula que la mitad del agua empleada para la producción de esos alimentos también es desperdiciada.
 
10- El suministro de agua es ahora el principal obstáculo en los esfuerzos para expandir la producción mundial de alimentos. Durante la última mitad del siglo XX, la superficie de regadío en el mundo aumentó de unos 250 millones de hectáreas en 1950 a unos 700 millones de dólares en 2000. Esto casi triplicación del riego mundo dentro de 50 años, fue único en la historia. Desde entonces, el crecimiento en el riego ha llegado a un punto muerto cerca, ampliando sólo el 10% entre 2000 y 2010.
 
11- El desecho de materias orgánicas en Estados Unidos es el segundo componente más abundante de los vertederos, que son a su vez la principal fuente de emisión de gas metano.
 
12- La producción global de alimentos ocupa un 25% de la superficie habitable, un 70% de consumo de agua, un 80% de deforestación y un 30% de gases. Es, por tanto, una de las actividades que más afectan a la pérdida de biodiversidad y a los cambios en el uso del suelo.
 
El sistema alimentario global que van desde la producción agraria, pesquera, transformación, la seguridad, las tecnologías, la distribución, la economía, la política, la nutrición y el buen comer, la formación, la investigación, etc., todo ello para facilitar la información del ciudadano que le llevará a un mayor conocimiento, confianza y concientización hacia un consumo responsable que ayude a facilitar la disponibilidad de alimentos.
 



print.gif  friend.gif