cuidados_paliativos_01_tmb.jpg
10/10/2020 

Los cuidados paliativos son una modalidad de la medicina en la que el ejercicio profesional se centra en el alivio del sufrimiento de las personas con enfermedad en fase terminal. 


Buenos Aires, (Argentina).- Hoy, Sábado 10 de Octubre de 2020 (segundo sábado de octubre), se celebra el Día Mundial de los Cuidados Paliativos (World Hospice and Palliative Care Day), es un día de acción para celebrar y apoyar hospicios y cuidados paliativos en todo el mundo. En este día se invita a las personas a participar en eventos y actividades para crear conciencia y fondos para apoyar el desarrollo de hospicios y cuidados paliativos. En todo el mundo, hay personas que necesitan cuidados paliativos y que no pueden acceder a ellos. Uno de los principales obstáculos es la falta de comprensión acerca de lo que significan los cuidados paliativos y cómo pueden beneficiar a la gente.
 
Bajo el lema “Mi cuidado, mi derecho” (#mycaremyright) el Día Mundial de los Cuidados Paliativos que tiene como objetivo ofrecer información y generar conciencia en torno a la importancia de que las personas con enfermedades crónicas progresivas y terminales puedan acceder a los cuidados paliativos. Según estadísticas de The Worldwide Hospice Palliative Care Alliance (WHPCA)menos del 10% de las personas que a nivel global requieren cuidados paliativos acceden a ellos; estimaciones de la Asociación Argentina de Medicina y Cuidados Paliativos (AAMyCP) difundidas esta semana muestran que en el país el acceso es menor al 5%.
 
“Los cuidados paliativos constituyen un modelo de atención que mejora la calidad de vida de los pacientes con enfermedades crónicas o terminales, y la de sus familias, por medio de la prevención y el control del sufrimiento que es posible a través de la identificación precoz, la evaluación y el tratamiento adecuado del dolor, así como también de otros problemas físicos, psico-sociales y espirituales”, explicó el doctor Silvio Pederiva, especialista en Cuidados Paliativos y director Médico de CCP Baires, primer hospice privado de la Argentina.
 
Según las más recientes estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente 40 millones de personas necesitan cuidados paliativos, de las cuales el 78% viven en países de ingreso bajo e ingreso mediano. La mayoría de los adultos que requieren cuidados paliativos padecen enfermedades cardiovasculares (38,5%), cáncer (34%), afecciones respiratorias crónicas (10,3%), VIH/SIDA (5,7%) y diabetes (4,6%). Otras condiciones que pueden hacer necesario los cuidados paliativos son: insuficiencia renal, enfermedades hepáticas crónicas, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, artritis reumatoide, enfermedades neurológicas, demencia, anomalías congénitas y tuberculosis resistente a los medicamentos.
 
Según la definición de la OMS, “los cuidados paliativos constituyen un planteamiento que mejora la calidad de vida de los pacientes (adultos y niños) y sus allegados cuando afrontan problemas inherentes a una enfermedad potencialmente mortal. Previenen y alivian el sufrimiento a través de la identificación temprana, la evaluación y el tratamiento correctos del dolor y otros problemas, sean estos de orden físico, psicosocial o espiritual. Los programas de asistencia paliativa utilizan el trabajo en equipo para brindar apoyo a los pacientes y a quienes les proporcionan cuidados. Esa labor comprende la atención de necesidades prácticas y apoyo psicológico a la hora del duelo. La asistencia paliativa ofrece un sistema de apoyo para ayudar a los pacientes a vivir tan activamente como sea posible”.
 
El modelo hospice
 
Surgido a fines de los años 60 en Inglaterra, el movimiento de los hospices planteó un nuevo paradigma en la atención de los pacientes con enfermedades crónicas progresivas o terminales, paradigma que cambia el “No hay nada más que se pueda hacer” por el “Hay mucho más por hacer”, y que se basa en los llamados cuidados paliativos, que ofrecen un sistema de apoyo a los pacientes (y a sus familias) que los ayuda a vivir tan activamente como sea posible. Sin embargo, es muy reducido el porcentaje de pacientes que acceden a esa atención. Un estudio realizado en hospitales públicos de la ciudad de Buenos Aires halló que unas 60.000 personas se beneficiarían con los cuidados paliativos, pero menos del 10% recibe algún tipo de asistencia paliativa.
 
Inspirado en el St Christopher Hospice, creado por la enfermera Cicely Saunders en las afueras de Londres en 1967, este modelo se materializa a través de instituciones capaces de albergar y asistir a pacientes con enfermedades crónicas progresivas o terminales, brindándoles una mayor calidad de vida a sus días y contribuyendo a disminuir el sufrimiento físico, emocional, psicológico y espiritual. Al mismo tiempo, el modelo de hospice ofrece contención emocional a sus familiares, quienes suelen enfrentar altas dosis de estrés que dificultan la posibilidad de que brinden a sus seres queridos los cuidados necesarios.
 
Los cuidados paliativos, un derecho esencial
 
Hoy en día, la Organización Mundial de la Salud ha decretado que los cuidados paliativos son un derecho esencial para todas las personas. Sin embargo el 50% de los enfermos terminales de todo el mundo jamás lo reciben y el 75% muere con dolor emocional.



print.gif  friend.gif