tac_cerebro_00_tmb.jpg
20/7/2019 

Es gracias al primer software aprobado por ANMAT para mejorar el diagnóstico y atención de enfermedades neurológicas. 


Ciudad de Buenos Aires (Argentina).- Las enfermedades neurodegenerativas requieren un promedio de 3,1 años entre el inicio de los síntomas y el diagnóstico de demencia. Por su parte, en el caso de patologías como Esclerosis Múltiple (EM) hay una demora de 4 años en promedio al diagnóstico de progesión por neurológos especialistas.
 
Por todo esto, se creó EntelaiPic, el software que permite detectar con mayor precisión cambios en el tamaño del cerebro, que pueden indicar la presencia de enfermedades neurodegenerativas como Parkinson o Alzheimer, y lesiones asociadas a enfermedades desmielinizantes como la Esclerosis Múltiple
 
Los creadores son los doctores Mauricio Farez, director del Centro para la Investigación de Enfermedades Neuroinmunológicas (CIEN) de Fleni junto a Diego Fernández Slezak, investigador del CONICET, de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.
 
“El análisis de imágenes médicas, como las que brindan las resonancias magnéticas, requiere de un alto grado de especialización. Así y todo, cuando se hace a simple vista insume mucho tiempo y es inexacto. Los especialistas en Neurología necesitaban nuevas herramientas para trabajar con mayor precisión y eficacia diagnóstica. Con el uso de la inteligencia artificial, pudimos dar ese salto”, confirmaron los líderes de EntelaiPic.
 
 
“Cuando la enfermedad es aún indetectable este tipo de sistemas hacen una diferencia enorme, porque la capacidad de detección pasa de un 20 por ciento a un 99 por ciento. Es una diferencia abismal”, completó el doctor Farez.
 
Recientemente, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó su uso para las áreas de enfermedades cognitivas y desmielinizantes. “Se trata de un hito único en la región. La aprobación de la ANMAT significa que es la primera vez en la historia de América Latina que se aprueba un sistema de inteligencia artificial para uso clínico”, señaló Farez.



print.gif  friend.gif