mamografia_1_tmb.jpg
26/12/2018 

El dispositivo es capaz de detectar quistes y tumores a través de luz infrarroja. 


Ciudad de Buenos Aires (Argentina).- Según estadísticas oficiales, una de cada ocho mujeres en Argentina podría desarrollar cáncer de mama a lo largo de su vida, y el 20% de ellas antes de los 40 años, aunque en la mayoría de los casos son curables si son diagnosticados a tiempo. Sin embargo, debido a la nocividad de los rayos X no se recomienda su uso frecuente para el seguimiento de la evolución de la enfermedad o tratamiento. Asimismo, los Rayos X no son específicos.
 
Un avance en el campo del diagnóstico por imágenes es un mamógrafo que no necesitase utilizar rayos X. Ahora, este diseño fue premiado por el Instituto Balseiro y obtuvo el segundo puesto en el Concurso de Planes de Negocio 50K.
 
La iniciativa es producto de un equipo integrado por egresados de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, ESERP Business School (España), la Universidad Nacional de La Plata y la Universidad Nacional de San Luis.
 
El avance se destaca por el empleo de luz infrarroja para tomar imágenes. Esto se traduce en un doble beneficio: por un lado, no se necesita comprimir las mamas para obtener un resultado; y por otro, no se somete a la paciente a radiación (por más mínima que sea).
 
De todas maneras, Juan Pomarico –uno de los investigadores– aseguró al diario El Día que el objetivo del mamógrafo óptico no es reemplazar a la mamografía tradicional, que es en la actualidad el método más eficaz para detectar anomalías en las mamas. “Buscamos ofrecer un dispositivo que los médicos puedan aplicar en su consulta con más facilidad”, explicó. Asimismo, añadió que el dispositivo brinda soluciones en áreas que no pueden ser cubiertas por la mamografía tradicional, como el seguimiento en mujeres jóvenes.

El premio obtenido consiste en US$21 000, que les servirá para continuar el desarrollo, ya que se encuentran en pleno armado del primer prototipo. Al finalizar esta etapa pasarán a las pruebas que, junto con profesionales de la salud, determinen que su uso en laboratorio tiene un correlato con el consultorio

El diseño de un mamógrafo capaz de detectar quistes y tumores de mama a través de luz infrarroja y sin utilizar los rayos X es el eje de una investigación de un equipo de científicos de la Universidad Nacional del Centro (Unicen) y del Conicet. El equipo de físicos y matemáticos trabaja en temas relacionados a la propagación de la luz en medios biológicos desde hace unos 15 años, para desarrollar técnicas y algoritmos que complementen a los sistemas convencionales de imágenes médicas. Lo hacen utilizando luz infrarroja, totalmente inocua para los seres vivos, en lugar de radiaciones ionizantes como son los rayos X

 




print.gif  friend.gif