amigos_0_tmb.jpg
5/12/2016 

Los efectos positivos de la interacción social pasan por una mejor salud mental hasta la disminución de los niveles de depresión. Estrategias para aumentarlos.


Ciudad de Buenos Aires (Argentina).-  Y no nos referimos a pasarnos de copas y que nuestro hígado sufra las consecuencias, no, nos referimos a los efectos positivos de la interacción social. No importa si con los amigos, los protagonistas de nuestro título, o con simples conocidos del grupo de voluntariado.

Relacionarnos con otros es un imperativo de nuestra especie, sin los vínculos que establecemos desde pequeños difícilmente podríamos sobrevivir. Pero eso beneficios van mucho más allá de mantenernos vivos, van hacia hacernos vivir. Sin más, conoce los efectos positivos de la interacción social.

- Efectos positivos

Mejora la salud cerebral: varias investigaciones lo señalan. Socializar mejora la salud de nuestras neuronas. Si lo piensas es muy sencillo ¿Cuántos procesos se ponen en marcha en una simple conversación? Atención, lenguaje, memoria…y si el interlocutor es de los buenos ¡uff! A saber por cuales niveles de abstracción nos lleva.
¡Para la depresión, socialización! Si, ya sabemos que una persona deprimida lo menos que desea es interactuar con otros. Pero ese esfuerzo que le lleva salir a tomarse un café se verá recompensado, se lo aseguramos. Estudios comparativos entre personas que tienen más relaciones sociales y los que tienen menos, apuntan a que en estos últimos la depresión es más común.
 
Tu esperanza de vida será mayor: es una creencia casi que popular y parece cierta. Las personas que tienen más relaciones sociales viven más. Cuando hablamos de las zonas azules que existen en el mundo, pudimos aprender que una de las claves de los lugares más longevos era la fuerte interacción social entre sus miembros.
Si las personas de las que te rodeas no solo te lo hacen pasar bien, sino que además tienen buenos hábitos de vida, vivirás mucho y bien. Lo bueno se pega amigos.
 
Serás más productivo: ¿Te has reunido con amigos y de pronto un montón de ideas comienzan a surgir? ¿Lo que dice uno te lleva a pensar en algo y ese algo lleva a otra cosa y…? La magia de la interacción humana. Juntos somos más creativos y productivos.
Ese seguramente es el origen de las reuniones, solo que nos lo arreglamos para convertirlas en ese momento obligado y monótono. Por suerte las startups están cambiando ese modelo y dándole a las reuniones todo el significado que merecen.
 
Serás más feliz: ¿Existe una mejor razón? Todos los actos de la vida debieran medirse por la variable felicidad ¿aumenta o disminuye? Sin duda hay personas que logran arruinarte el día, pero escogiendo a aquellos amigos (o familiares) que con solo estar ya lo hacen todo mejor, la felicidad será más fácil.
 
- Ideas para aumentarlos
 
Ya hablamos de algunos efectos positivos de la interacción social (seguro a ti se te ocurren muchos más, así que puedes añadirlos en los comentarios) ahora nos enfocaremos en cómo aumentar los momentos en que estamos relacionándonos con otros.
 
Dependiendo del tiempo del que dispongas, así serán tus opciones. Eso sí, tienes que ser el administrador de tu tiempo, no el esclavo de tus horas. Planifica el espacio que dedicarás a socializar. Por ejemplo, puedes:
 
 Hacer cenas familiares, no solo las que involucran a tu hija o esposo, sino que invita a tu hermano, a tu prima. Si cocinar es un engorro, estamos en uno de los países con mayor proporción de bares por habitantes. Y en esos bares hay tapas ¿lo pillas, no?
 
• Quedar con los colegas del trabajo (o aquellos que lo fueron si ya estás jubilado) Es algo muy común pero igual lo recordamos. Una vez a la semana quedar para tomar algo fuera de la oficina siempre viene bien. Lástimas que los empleadores no contribuyan mucho a mejorar la relación entre sus trabajadores. En muchos países nórdicos es la misma empresa la que prepara meriendas para que sus empleados socialicen.
 
• Incorporarte a grupos de voluntariado. Una opción para ayudar y que te ayuden. Lo que se dice un todo incluido.
 
• Volver a estudiar ¿Dónde has conocido a la mayoría de tus amigos? Pues eso, en la uni o en el instituto. Nunca es tarde para volver a las aulas. Los programas para los adultos mayores hacen que la edad ya no sea una barrera.
 
• Incorpórate a grupos con hobbies similares a los tuyos ¿te gusta caminar? Acércate a grupos de senderismo ¿Creyente? A la iglesia ¿La lectura? Pues a grupos de lectura. Grupos hay de casi todo, busca el tuyo, te está esperando con las manos abiertas.



print.gif  friend.gif