estres_post_vaca_0_tmb.jpg
15/2/2014 

Por el Dr. Sergio Zimmer. 


La dificultad para enfrentar las obligaciones que implica la vuelta al trabajo, tiene que ver con la ansiedad de adelantarse mentalmente a lo que se viene tanto en la oficina como en el hogar. Un trastorno muy común en la consulta médica. Provoca desde malestares físicos hasta síntomas depresivos. El 15% de los trabajadores lo experimenta. La vuelta a casa puede ser tan triste como alegre fue huir hacia el destino elegido para el descanso. Ponerse al día asusta, llegando incluso a provocar cuadros de estrés. Existe actualmente una tendencia a evitar largos períodos de ocio y optar por varios momentos de vacaciones más breves a lo largo del año.

· El significado de volver al trabajo

Retomar las obligaciones laborales después de días de relax y distensión es un momento difícil para todos. Implica tensiones, órdenes o cargar con el peso de las responsabilidades sobre las espaldas. Todo esto hace difícil el retorno al ritmo diario.

Pero la realidad indica que hay que volver a la jungla de cemento y ello conlleva para muchos lo que se denomina estrés postvacacional que puede ocasionar serios trastornos a la salud física/psíquica como: bajón anímico, cansancio, angustia, depresión, dificultad para conciliar el sueño, falta de concentración o bajo rendimiento. Además, dolor de cabeza, taquicardia, alteraciones digestivas, inapetencia y opresión en el pecho.

Uno de los efectos que se hace notar cuando se retorna a la tiranía del reloj y la corbata es la “lentitud”. No es que uno esté menos ágil, sino que viene de un ritmo más relajado y las miles de actividades que realizamos a diario nos obligan a tener un ritmo desorbitado y alocado.

Tenga en cuenta que, si este estado dura más de 21 días es muy posible que se trate de algo más profundo y la consulta al profesional médico debe realizarse lo antes posible.

· ¿Cómo empezar de nuevo?

1- Que el regreso sea gradual. Adaptarse al ritmo de las tareas cotidianas lleva entre 2 y 3 semanas. Exigirle al cuerpo y a la cabeza que se adapte de inmediato a la rutina es imposible

2- Planificar la primera semana con tranquilidad. Darle prioridad a lo verdaderamente importante y urgente. Nada se va a venir abajo. Es fundamental, porque se trata de la readaptación al clima laboral

3- Volver 48 ó 72 horas antes de empezar a trabajar. Es fundamental para la readaptación

4- Bajar las auto-exigencias para que el trabajo pueda ser disfrutado

5- Hacer escapadas en fines de semana u organizar salidas con amigos para poder pensar, relajarse y recrearse como en vacaciones

6- Planificar el próximo descanso. El malestar se incrementa si pensamos que falta mucho para las ´siguientes vacaciones

7- Entender que el ocio como un derecho. Aun no saliendo de vacaciones, hacerse un espacio para el placer

Para pensar: Todo el año esperando las vacaciones y se terminan tan rápido, pero recuerde que así como las vacaciones se acaban, también llegan otra vez.

Hasta nuestro próximo encuentro... 

Dr. Sergio Zimmer
Director
Editorial Revista Proyecto Salud
Año 4 Nº 45 - Febrero 2014 



print.gif  friend.gif