| Buenos Aires, República Argentina
: : INFORMACIÓN SERIA Y RESPONSABLE PARA EL MEJOR CUIDADO DE SU SALUD Y LA DE SU FAMILIA
>>> Visitas de Ayer: 17443 ----->>> Jue. 27/11/14
titulo-mas-secciones.jpg
Emergencias-Servicios
Frases Reflexivas
La Sonrisa es Salud
Mundo Animal
Noticias Insólitas
REVISTA PROYECTO SALUD 54
Reuniones Científicas
Tecnosalud
Tendencias
Turismo Salud
Links recomendados
Publicidad
Galería de fotos
PROYECTO SALUD TV
Invitados al programa de TV
REVISTA PROYECTO SALUD
Suscríbase al Newsletter
E-mail:

Suscribir
Desuscribir
Ediciones anteriores
Noticias del dia:
  alm
novedades-medicas.jpg
publicite-lateral.gif
publicite-lateral.gif

Infarto de miocardio.

0

Se produce cuando el aporte de sangre que necesita el corazón para seguir funcionando (como cualquier otro órgano de nuestro cuerpo) no es suficiente. Está causada por la arteriosclerosis de las arterias coronarias, las encargadas de regar el músculo cardiaco.

El infarto de miocardio ocurre cuando la isquemia se prolonga, no llega un aporte adecuado de sangre, y produce la muerte celular (necrosis) del tejido miocárdico. El músculo cardiaco queda con una cicatriz permanente, esta parte de tejido no se puede contraer quedando inutilizado. Dependiendo del tamaño de la zona afectada así funcionará el corazón en diferentes circunstancias.

Puede ocurrir que parte de esa placa se desprenda y sea transportada por el torrente sanguíneo hacia arterias menores por donde no pueda pasar y ocluya la luz. Esto producirá una isquemia o disminución repentina y severa del flujo sanguíneo que provocará la muerte celular. Puede ocurrir también que se produzca una disminución del aporte sanguíneo al corazón como consecuencia de una hemorragia en otro punto del organismo.

En el imaginario popular, el infarto es cosa de hombres. Son 50.000 las mujeres que mueren por año a causa de su corazón, algo así como una muerte cada 11 minutos. Las complicaciones cardíacas ya producen más muertes que las enfermedades oncológicas, los accidentes y el VIH juntos. Sin embargo, y a pesar de toda esta evidencia, la mujer sigue sin reparar en su corazón.

- Sintomas

Los síntomas del infarto de miocardio pueden ser distintos en cada persona, por eso cuando se sospeche de tener uno, aunque no se esté seguro, hay que acudir al médico y cerciorarse de su existencia o no.

El más común es un dolor repentino, más o menos intenso, en la parte anterior del tórax que puede irradiarse hacia el brazo izquierdo, cuello, espalda, costado izquierdo o abdomen. El dolor puede ir aumentando de forma constante hasta volverse casi insoportable. Junto al dolor suele aparecer sensación de ahogo, con respiraciones cortas, sudoración, palpitaciones, náuseas y/o vómitos. El pulso puede hacerse muy rápido, irregular, débil y, en ocasiones, imperceptible.

En algunos casos, no se presentan los síntomas de una manera tan clara, los pacientes diabéticos son un ejemplo, y el dolor puede ser menos intenso. Por eso ante una sospecha de infarto, aunque no se tenga certeza de tenerlo, hay que acudir al médico y tiene que ser él quien diagnostique ese proceso o cualquier otro.

- Tratarlos a tiempo puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte

Por eso hay que conocer los pasos que se deben seguir en caso de sospecha de un ataque de corazón:

  • Si nota algún síntoma, siéntese o túmbese.
  • Si previamente estaba tomando nitroglicerina, tómese un comprimido sublingual.
  • Si persisten los síntomas pasados varios minutos tras haber tomado la nitroglicerina, llame al teléfono urgencias médicas de su ciudad.
  • No intente conducir hacia el hospital, espere a la ambulancia.
  • Cuando llegue al servicio de urgencias del hospital, diga claramente ( o algún acompañante) que cree estar sufriendo un ataque al corazón.

Los factores de riesgo más frecuentes en los ataques al corazón son:

  • La edad avanzada: son mucho más frecuentes en personas mayores de 60 años.
  • El sexo: los hombres son más propensos a sufrirlos que las mujeres.
  • La herencia: personas que tienen familiares con antecedentes de haber padecido enfermedades coronarias, tienen mayor probabilidad de padecer alguna enfermedad de este tipo.

- Diagnóstico

El diagnóstico lo realizará el médico basándose en los siguientes datos:

  • Exploración física: las personas con infarto presentan aspecto ceniciento, piel fría y húmeda. Se suele presentar frecuentemente el vómito. La presión sanguínea disminuye a un punto muy bajo.
  • La historia clínica del paciente: edad, todo lo referente a su salud, sus antecedentes familiares, etc.
  • Electrocardiograma: en las dos a doce horas siguientes al infarto, se advierten cambios electrocardiográficos que revelan no sólo la presencia sino también el sitio del infarto.
  • Análisis de sangre: aumentan las concentraciones de enzimas e isoenzimas en sangre cuando las células cardiacas han sufrido lesiones. La determinación de estas enzimas es muy fiable, y muy útil cuando el enfermo ha ingresado pasado un tiempo de haber sufrido el infarto pues el electrocardiograma puede no presentar ninguna alteración.

Otras técnicas que se emplean posteriormente para valorar el estado del corazón y qué tipo de afectación tiene son:

  • 'Test' de esfuerzo: evalúa cómo responde el corazón a determinados esfuerzos físicos.
  • Ecocardiograma: es el empleo de ultrasonidos para obtener una imagen de el corazón.
  • Holter: consiste en recoger durante un día completo el ritmo cardiaco a través de un dispositivo portátil.
  • Coronariografía: consiste en introducir por las venas o arterias un tubo fino que llega hasta el corazón. Se inyectan unas sustancias de contraste y con él se puede visualizar qué arteria está obstruida y de qué tamaño es la obstrucción o cómo está el ventrículo.

La persona que ha sufrido un infarto de miocardio debe aprender a manejarse con su estado de salud en las situaciones cotidianas. Con esto se intentará mejorar su estado de salud y su calidad de vida.

- Los factores de riesgo que pueden ser controlados

  • Cifras elevadas de colesterol: hay que mantener una cifra inferior a 200mg/dl. Un 18% de la población española, entre 35 y 64 años, tiene una colesterolemia igual o superior a 250mg/dl y un 58% igual o superior a 200mg/dl.
  • La hipertensión arterial: tener una tensión superior a 140/90 ocasiona un riesgo a sufrir angina o infarto. En la población española de entre 35 a 64 años, el 20% padece hipertensión.
  • La obesidad es otro factor a tener en cuenta, pues está comprobado que son frecuentes las personas que han sufrido algún episodio cardiaco y que son obesas. El sobrepeso obliga al corazón a trabajar más, a realizar un sobreesfuerzo que puede dar lugar a un fallo coronario. Además las cifras de lípidos se elevarán.
  • Las comidas no deben ser voluminosas ni se debe comer de forma rápida.
  • Se deben evitar los extremos de calor y frío.
  • El tabaco: los fumadores tienen el doble de riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular que los no fumadores. El tabaquismo es un factor muy prevalente en España, según la Encuesta Nacional de Salud de 1997 la prevalencia del consumo de cigarrillos fue del 36%.
  • La falta de ejercicio físico y la vida sedentaria: un programa diario de ejercicio moderado mejora el estado físico de la persona, ayuda a quemar las calorías y a mantener un buen tono muscular.
  • Se deben alternar períodos de actividad con períodos de reposo.
  • La diabetes mellitus, que incrementa el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular.
  • El alcohol: consumirlo en grandes cantidades es perjudicial para la salud. Contribuye a aumentar la presión arterial, a subir la cifra de triglicéridos, a provocar obesidad. En cambio tomar una cantidad moderada (un vaso al día) es beneficioso para los enfermos cardiovasculares.
  • El estrés: acumular mucho estrés diariamente es un factor que se relaciona con las personas que sufren ataques al corazón o que tienen problemas relacionados con el corazón.
  • Se deben seguir las órdenes médicas en cuanto estilo de vida y tratamiento médico.
  • El enfermo deberá informar al médico si aparece algún síntoma como disnea, hinchazón de pies y tobillos, lipotimia, etc.

- ARTÍCULOS RELACIONADOS:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

= Las células madre del corazón pueden formar células de músculos y huesos. 4/12/2011

= Células madre del corazón ayudan a reparar un infarto. 15/11/20

= Fumadoras. Sufren infartos más jóvenes que los hombres. 6/10/2011

= Respirar el humo que despide el tráfico de autos puede acelerar un infarto. 22/9/2011 

= Infartos. Afirman que hay más casos a la mañana y el mediodía. 19/7/2011 

 

= Con cuatro medidas se evitaría hasta un 20% de los infartos. 17/2/2011


print.gif friend.gif

Escribir un comentario

  
dr._sergio_zimmer.jpg
Encuesta:
¿DÓNDE PLANEA PASAR SUS VACACIONES 2014/15?

En mi casa
En una quinta
En la playa
En la montaña
En el exterior
No tengo vacaciones

Ver Resultados
"DIABETES Tipo 2"- Entrevista a Dr. León Litwak y Dra. Graciela Fuentes.

Revista Proyecto Salud

Noviembre
2014
Powered by Eurofull