| Buenos Aires, República Argentina
 
: : INFORMACIÓN SERIA Y RESPONSABLE PARA EL MEJOR CUIDADO DE SU SALUD Y LA DE SU FAMILIA

>>> Visitas de Ayer: 17154 ----->>> Vie. 23/8/19
titulo-mas-secciones.jpg
Emergencias-Servicios
Frases Reflexivas
La Sonrisa es Salud
Mundo Animal
Noticias Insólitas
Reuniones Científicas
Tecnosalud
Tendencias
Turismo Salud
Links recomendados
Publicidad
Galería de fotos
PROYECTO SALUD TV
Invitados al programa de TV
REVISTA PROYECTO SALUD
Suscríbase al Newsletter
E-mail:

Suscribir
Desuscribir
Ediciones anteriores
Noticias del dia:
  alm
novedades-medicas.jpg
publicite-lateral.gif
publicite-lateral.gif

Para tener éxito no vale con sonreír, también hay que ser inteligente.
27/3/2018

Psicología. Un estudio sugiere que las personas con un cociente intelectual más elevado tienen niveles de cooperación "significativamente más altos". 

joven_exitoso_tmb.jpg

Londres (R. Unido).- Que nadie se engañe. Para tener éxito social, no vale la pena ser simplemente agradable, también se necesita ser inteligente. Así lo afirman un grupo de investigadores de las universidades de Bristol, Minnesota y Heidelberg que idearon una serie de juegos para descubrir qué factores conducen “a cooperar cuando las personas interactúan en situaciones sociales y laborales”.
 
Sus hallazgos, publicados en la revista "Journal of Political Economy", muestran que las personas con un cociente intelectual más elevado tienen niveles de cooperación "significativamente más altos", lo que provocó que ganaran más dinero, que era uno de los objetivos del juego. Los individuos con menor inteligencia "fracasaron", señalan los expertos, a la hora de seguir de forma apropiada una estrategia coherente y estimar las consecuencias futuras de sus acciones.
 
Un beneficio adicional de tener mayor inteligencia es la capacidad de procesar información más rápidamente para acumular una experiencia más amplia y aprender de ella. Este escenario se puede aplicar al lugar de trabajo, donde es probable que las personas inteligentes que ven la imagen más grande y trabajan en cooperación, finalmente serán promovidas y recompensadas financieramente
 
"Los rasgos de personalidad, como la amabilidad, la conciencia, la confianza y la generosidad, también afectan el comportamiento, pero en menor medida, y solo inicialmente", dicen los autores del estudio. En base a estos resultados, los investigadores concluyen que una sociedad "es cohesiva si las personas son lo suficientemente inteligentes como para ser consistentes en sus estrategias, y para prever las consecuencias sociales de sus acciones, incluidas las consecuencias para los demás".
 
"Queríamos explorar qué factores nos convierten en eficaces animales sociales. En otras palabras, lo que nos permite comportarnos de manera óptima en situaciones en las que la cooperación es beneficiosa no solo para nosotros, si no también para nuestros vecinos, personas del mismo país o del planeta entero", señala el profesor Eugenio Proto, del departamento de Economía de la Universidad de Bristol.
 
Con la educación, nuestros resultados sugieren que centrarse en la inteligencia en la primera infancia podría mejorar no solo el éxito económico del individuo, sino también el nivel de cooperación en la sociedad posteriormente
 
La investigación incluyó cuatro juegos diferentes que representaban situaciones estratégicas separadas y muy específicas. Las interacciones se repitieron, dando tiempo y oportunidad para que cada participante observara y reflexionara sobre el comportamiento anterior del resto del grupo.
 
Los juegos utilizados para el estudio incluyeron Prisoner’s Dilemma, Stag Hunt y Battle of Sexes, que a menudo se utilizan en la teoría de juegos, que es la ciencia que analiza la toma de decisiones lógicas en humanos, animales y computadoras.
 
"La gente puede suponer que las personas amables, concienzudas y generosas son automáticamente más cooperativas. Sin embargo, encontramos un apoyo abrumador a la idea de que la inteligencia es la condición primaria para una sociedad cooperativa y socialmente cohesionada. El buen comportamiento tiene un efecto es transitorio y pequeño", explican.
 
"Un beneficio adicional de tener mayor inteligencia es la capacidad de procesar información más rápidamente para acumular una experiencia más amplia y aprender de ella. Este escenario se puede aplicar al lugar de trabajo, donde es probable que las personas inteligentes que ven la imagen más grande y trabajan en cooperación, finalmente serán promovidas y recompensadas financieramente", añaden.
 
Según apuntan los expertos, sus descubrimientos tienen implicaciones importantes para la política, especialmente en el sector educativo, y también en el comercio internacional. Andis Sofianos, economista de la Universidad de Heidelberg, considera que en el comercio internacional "hay evidencias muy claras de que el libre comercio es un juego de suma no nula. Es decir, que todas las partes salen beneficiadas".
 
"Con la educación, nuestros resultados sugieren que centrarse en la inteligencia en la primera infancia podría mejorar no solo el éxito económico del individuo, sino también el nivel de cooperación en la sociedad posteriormente", apunta.
 
Cuando los juego de estrategia implicaban una compensación entre ganancias actuales y futuras, aquellos con un cociente intelectual más alto ganaron más dinero por ronda. Las personas con menor inteligencia fallaron a la hora de encontrar y seguir una estrategia óptima y estimar apropiadamente las consecuencias futuras de sus acciones.

"Sorprendentemente, las personas más concienzudas también tienden a ser más cautelosas, lo que a su vez reduce su comportamiento cooperativo", concluyen. 


print.gif friend.gif


Escribir un comentario

  
dr._sergio_zimmer.jpg
Encuesta:
¿CÓMO TE SENTIS HOY?

* Felíz
* Triste
* Cansado
* Desanimado
* Enojado

Ver Resultados
"TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA"- Lic. Claudio Hunter Watts.

Revista Proyecto Salud

Relanzamiento
2015
Powered by Eurofull Mendoza