| Buenos Aires, República Argentina
 
: : INFORMACIÓN SERIA Y RESPONSABLE PARA EL MEJOR CUIDADO DE SU SALUD Y LA DE SU FAMILIA

>>> Visitas de Ayer: 18073 ----->>> Lun. 10/8/20
titulo-mas-secciones.jpg
Emergencias-Servicios
Frases Reflexivas
La Sonrisa es Salud
Mundo Animal
Noticias Insólitas
Reuniones Científicas
Tecnosalud
Tendencias
Turismo Salud
Links recomendados
Publicidad
Galería de fotos
PROYECTO SALUD TV
Invitados al programa de TV
REVISTA PROYECTO SALUD
Suscríbase al Newsletter
E-mail:

Suscribir
Desuscribir
Ediciones anteriores
Noticias del dia:
  alm
novedades-medicas.jpg
publicite-lateral.gif
publicite-lateral.gif

El inesperado beneficio de tener sexo regular y los comprobados por la ciencia.
28/12/2016

Los beneficios comprobados, y además un estudio reveló que las mujeres que tienen relaciones íntimas en forma regular reflejan un aumento en una función cognitiva. 

pareja_sexo_0_tmb.jpg

El sexo tiene repercusiones positivas en la vida diaria. La ciencia lo demostró en reiteradas ocasiones. Además del placer del momento y su posterior efecto en un mejor ánimo para encarar una rutina diaria que puede resultar tediosa, un estudio reveló que las relaciones íntimas previenen o curan 10 enfermedades diferentes.

- Beneficios comprobados

1. Dolores
Una de las conclusiones más famosas de los estudios es que el sexo es un excelente analgésico natural, gracias a la liberación de oxitocina y al aumento de las endorfinas que se produce durante ese momento. Eso explica por qué luego de una relación sexual el cuerpo está más relajado y ciertos dolores como las jaquecas, los musculares o los calambres desaparecen.
 
"Las investigaciones más recientes descubrieron que un orgasmo puede inhibir la liberación de transmisores de dolor de la médula espinal para que no puedan llegar a las neuronas que responden al dolor", señaló Barry Komisaruk, profesor de psicología en la Universidad de Rutgers, especialista en sexo y neurociencia. "De hecho, se puede elevar el umbral del dolor tanto que el efecto equivalente en morfina es tres veces la dosis usual para aliviar el dolor", agregó.
 
2. Depresión
Las relaciones sexuales actúan también como un antidepresivo ya que cada orgasmo no sólo es un potente relajante físico sino también emocional. Con la enorme producción de la hormona serotonina que se produce en el cerebro durante un acto sexual, se reduce notablemente la tensión nerviosa. Según un estudio de la Universidad de Nueva York, practicar el sexo oral puede actuar como un excelente antidepresivo para las mujeres, ya que el semen contiene serotonina, melatonina y tirotropina, que son tres elementos claves para combatir la depresión.
 
Además, en días de poco amor propio, sentirse deseado y querido es un gran impulso y por lo tanto un potente antidepresivo. En relaciones de pareja esto es aún más efectivo que en las relaciones sexuales casuales porque el encuentro con una persona donde prime la ternura y el cariño puede ser fundamental para el humor y la felicidad. Todos estos componentes mantienen a la persona cada vez más alejada de un cuadro depresivo.
 
3. Insomnio
Aquellas personas que no pueden dormir así estén muy cansadas ya probaron mil y un soluciones y en muchos casos no hubo éxito. Sin embargo, tener sexo puede convertirse en una solución más eficaz que cualquier otra, gratis y completamente natural. La ciencia demostró que una de las mejores maneras para curar la falta de sueño es mantener relaciones sexuales justo antes de dormir. Eso es porque, instantes posteriores al acto, el cuerpo se ve inducido a un estado de relajación y bienestar ideal para conciliar el sueño.
 
Si bien este consejo sirve para todos, quienes más se benefician del sexo como terapia para dormir mejor son los hombres, que tienen una predisposición para dormir después de tener relaciones y las mujeres tienen más tendencia a experimentar una sensación calmante, gracias a las toxinas liberadas. "Para un hombre, un orgasmo poderoso es el equivalente a tomar en promedio dos o tres miligramos de diazepam (o Valium)", señaló Arun Ghosh, especialista en salud sexual del Hospital Spire de Liverpool
 
4. Gripe y asma
Una vida sexual activa incrementa notablemente, según diversos investigadores, la producción de los anticuerpos encargados de protegerse de las infecciones virales (inmunoglobulina A), como la gripe. Además, el sexo es un antihistamínico natural, lo que puede ser ampliamente beneficioso para afecciones como el asma.
 
5. Incontinencia
Cada acto sexual fortalece a través de las diferentes posiciones, diversos grupos musculares y óseos. Una zona que se beneficia especialmente es la pelvis y se evitan así las pérdidas de orina. En las mujeres, el sexo regular propicia una excepcional salud en la pelvis, reduciendo el riesgo de incontinencia relacionado con la edad. "Los músculos que detienen el flujo de la orina y la incontinencia, se benefician mucho y reducen el riesgo de tener incontinencia a corto o largo plazo", señaló el doctor Gillian Vanhegan, un portavoz del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido.
 
6. Enfermedades de la piel
Además de proteger los huesos y los músculos, la testosterona es una hormona que logra mantener saludable la piel. Su liberación, mediante el acto sexual, logra que la epidermis pueda mantenerse rejuvenecida y tersa en el día a día. Otro factor que ayuda a la piel es el orgasmo, debido a que la secreción de agua permite hidratarla y, al estimular la circulación sanguínea, reduce el riesgo de sufrir piel naranja o celulitis.
 
7. Enfermedades cardiovasculares
Según el estudio de la Universidad de Wilkes, para los hombres, tener una vida sexual activa se traduce en una enorme disminución del riesgo de padecer enfermedades cardíacas en un 50 por ciento. Durante el coito, el corazón late más rápido y por lo tanto aumenta el nivel de oxígeno en la sangre y el flujo sanguíneo. Estas dos respuestas naturales ayudan a prevenir la trombosis y la formación de células falciformes -que producen glóbulos rojos de forma anormal- en la sangre. En las mujeres, el sexo aumenta la producción de estrógeno, componente que también actúa contra las enfermedades del corazón.
 
Un estudio de la Universidad de Queen descubrió además que tener sexo tres veces por semana reduce notablemente el riesgo de sufrir un infarto. "Las endorfinas liberadas durante el sexo neutralizan las hormonas del estrés en el cuerpo, relacionadas con enfermedades cardiovasculares", dijo la doctora Lisa Turner, terapista sexual. Para la especialista, la creencia de que los infartos son comunes durante las relaciones sexuales es simplemente un mito, ya que son casos especiales donde otros factores son los culpables como el sobrepeso, la adicción al cigarrillo, entre otros.
 
8. Cáncer de próstata
Investigadores de la Universidad de Nottingham, descubrieron que las eyaculaciones son la respuesta corporal más importante para reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata. Por este motivo, practicar sexo asiduamente es una barrera de protección ante la aparición de posibles tumores. Sin embargo, el sexo esporádico no ayuda en ese sentido, porque para que el cuerpo note este beneficio sería necesario eyacular al menos cinco veces a la semana.
 
9. Cáncer de mama
Una investigación realizada por la Universidad de Carolina del Norte apunta a que las mujeres que practican sexo oral tienen menos riesgo de padecer cáncer de pecho. Esto se debe a que el semen contiene vitaminas B12 y C, calcio, fósforo, magnesio, potasio, zinc, proteínas y azúcares que ayudarían a reducir las células cancerosas. Además, la estimulación de la mama a través de "caricias" hace que la mujer libere oxitocina, una hormona que también protege de la aparición de este tipo de cánceres.
 
10. Caries
Besar tiene muchos beneficios para la salud bucal, en principio porque la saliva es saludable. La saliva limpia y disminuye el nivel de ácido en la boca, que causa las caries, y previene así contra la placa dental. La saliva contiene un analgésico denominado opiorfina que alivia el dolor relacionado con la inflamación de las encías.
 
- Nuevo estudio 
 
Sin embargo, una investigación reciente demostró un aspecto positivo que aún se desconocía. Científicos de la Universidad McGill, Canadá, decidieron indagar en la posible causalidad entre mantener relaciones sexuales regulares y una mayor neurogénesis -o crecimiento del tejido nervioso- en el hipocampo; una de las zonas clave del cerebro.
 
Para ello, reclutaron a 78 mujeres heterosexuales de entre 18 y 30 años que, en primer lugar, debieron contestar una encuesta vinculada a su comportamiento sexual. Luego, se sometieron a pruebas cognitivas, en las que debían memorizar rostros y palabras sueltas que se les presentaban.
 
Los resultados, publicados en la revista "Archives of Sexual Behavior", demostraron que las relaciones heterosexuales en mujeres adultas jóvenes pueden tener un efecto positivo en la memoria. Los investigadores, después de analizar las pruebas, concluyeron que hubo mayor porcentaje de acierto en las mujeres con más alta frecuencia sexual en el test de las palabras, pero no así en el de las caras.
 
"Podemos interpretar este resultado como un signo de que la relación entre la frecuencia de la relación sexual y la sensibilidad abstracta de la palabra está realmente asociada con una función de memoria dependiente del hipocampo", escribieron los autores del informe. Sin embargo, sugirieron que la capacidad de retener rostros puede estar dentro de las estructuras circundantes del centro de memoria y, por lo tanto, no afectadas.
 
A su vez, los investigadores resaltaron que no influyó en los resultados finales el estado de la relación de la mujer. "Las solteras que señalaron una alta frecuencia de sexo demostraron mayores puntuaciones de memoria que aquellas mujeres que declararon no tener relaciones sexuales o tener una baja frecuencia", sostuvieron.
 
¿Cómo se explica que el sexo promueva una memoria más eficiente?
 
El equipo de investigación, con la profesora de psicología Jenns Pruessner a la cabeza, brindó tres razones. Por un lado, las relaciones sexuales funcionan como un ejercicio y numerosos estudios demostraron que la actividad física aumenta los niveles cognitivos. Por otro, el sexo suele ayudar a revertir estados depresivos y de estrés, los cuales perjudican a la memoria.
 
Aunque una de las posibilidades que el estudio enfatiza es la de la función de "recompensa" del sexo. "Los productos químicos implicados en la recompensa de señalización de las hormonas cerebrales y neurotransmisores demostraron estar asociados con la memoria y la actividad sexual. Se puede especular que ambos están asociados con la recompensa", explicó Pruessner.


print.gif friend.gif


Escribir un comentario

  
dr._sergio_zimmer.jpg
Encuesta:
TRAS EL ANUNCIO DEL GOBIERNO DE EXTENDER LA CUARENTENA, COMO TE SENTÍS?

Indiferente
Tranquilo
Angustiado
Enojado

Ver Resultados
"TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA"- Lic. Claudio Hunter Watts.

Revista Proyecto Salud

Relanzamiento
2015
Powered by Eurofull Mendoza